***

lunes, 20 de diciembre de 2010

La Niña Dómine...


... "Cierta noche de verano, durante uno de esos cócteles, Giovanna y su hermano estaban jugando a las escondidas tras un bosquecito de palmeras cuando tropezaron con algo a sus pies. Giovanna pensó que eran sus perros, que al jugar se daban revolcones en la tierra, pero un rayo de luna iluminó la silueta de su madre, abrazada a otra mujer. Giovanna se quedó mirándolas y tuvo la impresión de que padecían de rabia y la iban a morder. La mujer del encargado de negocios portugués se perdió entre los árboles y no volvieron a verla. Al día siguiente, mientras cenaban, la madre pidió perdón a la familia y les juró que nunca más sucedería algo así. Su marido aceptó la disculpa y nadie se atrevió a volver a mencionar el percance. “¿Por qué me pidió perdón a mí?, se preguntaba Giovanna. Nunca había pensado que era tan importante"...


Fragmento de La Niña Guerrera, el nuevo libro de Laura Ramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario