***

lunes, 24 de enero de 2011

La historia de la Niña Guerrera se sigue escribiendo

El libro de Laura Ramos salió en mayo (2010, Planeta), pero los cambios sociales y personales en las vidas de sus protagonistas ya lo reescribieron: Albertina Carri y Marta Dillon tuvieron un hijo y se casaron; también se casó Monserrat Heroles, la niña licenciosa. Un charter trajo desde México a su aristocrática familia para la boda. La novia de Komando, la norteamericana Carri, dejó la isla del Tigre para regresar a la Universidad de California. La ex de Montserrat volvió a Ciudad Juárez, donde sale a la calle con una 9 milímetros. Cada día, las historias de estas niñas guerreras se siguen escribiendo.

Laura Ramos escribe una columna mensual para La Nación Opinión y una página dominical para Clarín, Cuadernos privados.

La Niña Guerrera son biografías noveladas de once mujeres jóvenes lesbianas y bisexuales de diferentes partes del mundo. Algunos personajes conservan sus nombres verdaderos, como Beatríz Gimeno, Albertina Carri, Marta Dillon, Lisa Kerner, Ntombifuthi Bhagwhati, o sus nombres literarios, como Dalia Rosetti. Los relatos repasan niñez, pubertad, primeros encuentros lésbicos, salida del ropero, revoluciones, contrarrevoluciones, novias, parejas, hijos.

LAS HISTORIAS

Durante un cóctel de diplomáticos italianos la hijita de un funcionario encuentra a su madre besándose con la esposa del encargado de negocios portugués; una joven de la mlazi sudafricana afronta los golpes de su novia, una comandante sadomasoquista; un intento de asesinato a una pareja lesbiana en Ciudad Juárez; dos púberes argentinas se acarician debajo del mantel de la mesa familiar; los hombres de la casbah marroquí se masturban ante una niña europea de doce años que camina todas las mañanas hacia el Liceo Francés. Una adolescente mexicana baila con sus amigas, vestida sólo con bombacha, en el borde de una piscina; a los cuatro años, luego de la desaparición de sus padres, Albertina Carri galopa por el campo vestida de gauchita; a los dieciséis, acusada de díscola e ingobernable, Marta Dillon es enviada por su madrastra a un pensionado suizo; “mi mamá es lesbiana”, anuncia el hijo de Beatriz Gimeno a sus maestras, maestros y compañeros de escuela, durante la primaria. La Komando, una chica punk con barba tatuada, seis cuernos de silicona incrustados en la frente y el cuerpo quemado con chapas se une a una comunidad secreta de freaks asentada en el Tigre.

www.infolauraramos.com.ar

En Facebook: http://www.facebook.com/#!/laniniaguerrera

En Twitter: @laniniaGuerrera

1 comentario:

  1. hola! me interesa mucho leer el libro completo =) yo me encuentro en Mexico lo puedo encontrar aca? o solo lo venden haya porqe a todas las paginas que he entrado son de Argentina,

    ResponderEliminar